Los tratados internacionales y las carreteras digitales

Asociación Argentina del Derecho de las Telecomunicaciones

Los tratados internacionales y las carreteras digitales

Este año 2020 ha sido fructífero en acuerdos internacionales tendientes a promover y facilitar la economía digital en busca de nuevas oportunidades.

Lo más novedoso se originó en la zona del Pacífico: Chile firmó dos importantes acuerdos. Veamos.

  • El DEPA (Digital Economy Partnership Agreement) o Acuerdo de Asociación de Economía Digital.
  • El Memorándum de Entendimiento sobre Cooperación en el área de Telecomunicaciones y Economía Digital.

El DEPA se firmó el 12 de junio de 2020 entre Chile, Nueva Zelanda y Singapur. La negociación del mismo inició el 17 de mayo de 2019. Este Acuerdo tiene un amplio ámbito que comprende mucho más que las telecomunicaciones y en mi opinión es uno de los más completos y avanzados. 

Persigue impulsar a esos países como plataformas para la economía digital para exportar sus servicios y productos digitales, promoviendo la interoperabilidad, incluyendo institutos como el cifrado que limitará la delincuencia digital por la inviolabilidad del encriptado y otros en forma novedosa. No discriminación, privacidad, neutralidad de la red, flujo de datos, música, software, libros. 

El Canciller de Chile, Teodoro Rivera, dijo que “el DEPA representa una nueva forma de inserción económica en la era digital”. 

Las TIC representan hoy 34 por ciento de las exportaciones de servicios de Chile, sumando 430 millones de dólares y fueron efectuadas por 211 compañías de las cuales 114 son pymes y sus productos arribaron a más de 120 mercados, especialmente Perú, Colombia y Estados Unidos.

El Memorándum de Entendimiento sobre Cooperación en el área de Telecomunicaciones y Economía Digital entre Chile y Brasil se firmó el 24 de julio de 2020.

El Memorándum persigue optimizar la infraestructura de telecomunicaciones, la conectividad, la conexión digital, el Internet de las Cosas, 5G, la Inteligencia Artificial y el flujo de datos en un contexto amplio, es decir, entre Chile, Brasil y el mundo.

El Canciller de Brasil, Ernesto Araujo, dijo que “la economía digital puede ser un instrumento fenomenal de democracia y libertad económica”. El Canciller de Chile, Teodoro Ribera, reconoció la importancia estratégica de este acuerdo teniendo en cuenta que 60 por ciento del tráfico de datos de América del Sur es generado por Brasil. También adelantó la posibilidad de un futuro cable submarino.

También en la zona del Pacífico Japón y Estados Unidos firmaron en octubre de 2019 un acuerdo sobre comercio digital, pactando levantar las barreras a las transferencias de datos, así como eliminar gravámenes a productos digitales (libros, música, videos, etc.) que comenzó a regir en enero de 2020.

En el Atlántico entró en vigor el 1 de julio de 2020 el T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá, formando el mayor mercadocomercial del hemisferio occidental. Posee un capítulo dedicado  a fomentar y respaldar el comercio de bienes digitales. 

Este reciente capítulo persigue afianzar la protección de la información en negocios comerciales, la neutralidad, el flujo de información y liberar de aranceles las transacciones de productos digitales y proporcionar la colaboración en ciberseguridad.

Por otro ladola Organización Mundial de Comercio podría estimular la creación de una normativa internacional que adapte los tratados de comercio a esta nueva realidad.

Todos estos nuevos tratados internacionales atienden las necesidades de las nuevas modalidades del comercio internacional, producto de la Cuarta Revolución Industrial, cuya aceleración producida por la pandemia de Covid-19 está llegando a su pico antes de lo previsto. El comercio electrónico es la estrella del momento.

Publicado por digitalpolicylaw.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *